Just another WordPress.com site

Góming

El Góming (bungy jumping, bungee jumping o saut à l’élastique) es un deporte extremo. Consiste en hacer un salto al vacío desde una considerable altura, desde puente, plataforma o grúa, generalmente con una conexión desde los tobillos a una cuerda elástica, que permite, primero, caer acelerando, luego amortigua la caída y provoca rebotes.

Historia

Todos los años en la aldea de Bunlap, Isla de Pentecostés, en Vanuatu (Nuevas Hébridas), los jóvenes celebran un rito para ser considerados hombres y para reclamar la mano de sus amadas. Se lanzan desde una estructura de palos de unos 25 m de altura, que han construido previamente, con sendas lianas atadas a los pies. Lo tienen medido de tal manera que rozan el suelo con la cabeza.

Una tabla que se rompe en el momento de máxima tensión de las lianas y la tierra batida del suelo, amortiguan en cierto modo el impacto contra la tierra (en la propia caída o, más habitualmente, en el retorno hacia atrás), del cual no andan lejos, pues saltan sobre un terreno en pendiente y sin dispositivo de aterrizaje (es decir, ninguna forma de dar cuerda para que aterrice) o recuperación (vuelta a subir) hacia lo alto.

No todos salen vivos (tampoco son habituales los decesos), pero quien lo hace, ha conseguido hacerse hombre y (según su creencia) asegurarle una buena cosecha a su pueblo. Cuentan que este rito se basa en la hazaña que realizó una mujer para huir de quien la perseguía (malas lenguas dicen que su marido). Él no se ató las lianas y la mujer se libró de su enemigo. Curiosamente, en la actualidad, las mujeres no pueden participar.

Este rito fue imitado en los años 70 por los acróbatas ingleses del Dangerous Club, saltando con material elástico desde los puentes del río Támesis. El primer bungee jump moderno fue hecho el 1 de abril de 1979 desde Clifton Suspention Bridge en Bristol, por cuatro miembros de un club de deportes extremos. Los saltadores, liderados por David Kirke, fueron arrestados poco después, pero continuaron con los saltos en EE. UU., de este modo difundiendo el concepto de bungee jump mundialmente. Por 1982 saltaron desde grúas y globos aerostáticos. En 1985 se implanta la atracción en Nueva Zelanda y en 1986 el góming entra en Francia. En 1991 se introduce esta actividad en España, aún ofrecida por pocas empresas, la casi totalidad en Levante (Cataluña y Comunidad Valenciana), junto con una vasca que opera en Azkoitia; en el puente de La Salve, sobre la Ría del Nervión, Bilbao; en el puente del Río Cofio en Santa María de la Alameda, (Madrid), en el puente Gundián de Ponte Ulla (Galicia) y el puente de El Grado, en la población del mismo nombre, en Huesca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s